Planeación para proyectos en estado de emergencia

Planeación para proyectos en estado de emergencia

Estás en este post porque a lo mejor andas trabajando en un proyecto personal de tu escuela o como adicional de tu trabajo de tiempo completo así que no tienes mucho tiempo para estar 8 horas trabajando a toda máquina y entregar un mega producto completo y perfecto.

Estás apurado con el tiempo, tienes un deadline que cumplir pero sólo puedes trabajarle por las noches, tu compañero también tiene una vida diaria muy ocupada y a veces no es posible estar alineados completamente con el proyecto. ¡Qué locura! ¿Qué hacemos? Primero que nada, no te preocupes.

Hacer cualquier proyecto por fácil o corto que sea requiere de mucha disciplina, especialmente si lo estás haciendo en equipo porque tu trabajo influirá sobre tus compañeros entonces el grado de responsabilidad será mucho mayor. Aquí te van unos consejos para planear proyectos en estado de emergencia, con poco tiempo y necesidad de aportar valor desde el entregable #1.

En este post vamos a unir lo mejor de cada metodología ágil y lo vamos a inyectar como gasolina de avión a nuestro proyecto.

  1. Define un periodo de tiempo (sprint) para presentar entregables funcionales. Supongamos que tendremos sprints de 1 semana y cada sábado te comprometerás a realizar 3 actividades fundamentales:  
  • Reunirte con tu equipo para hacer una retrospectiva de cómo les fue, cuáles fueron los bloqueantes y los logros del sprint. Escríbanlo en su bitácora!.
  • Presentar el entregable funcional como resultado de esa semana de trabajo. Planear el siguiente sprint y su entregable.
  • Agenda cortas reuniones diarias con tu compañero sea virtual o presencial si es posible, serán “dailys” que les permitirán conocer en qué trabajó o trabajará cada miembro por día y es la oportunidad para alzar la mano y pedir ayuda en caso de estancamiento.

2. Crea un tablero en Trello (hay muchos tableros, este está súper bien para empezar) y ubica todas las tareas pendientes por hacer, crea tags con colores y nombres para identificar a qué sprint pertenece cada tarea y ponles fecha de vencimiento (cumplir esta fecha será la clave del éxito). Asigna un responsable a cada tarea.

3. Usa el modelo de Kanban, tendremos 3 columnas básicas en Trello: “Por hacer, haciendo y hecho” para ubicar cada tarjeta (tarea).

4. Crea un diagrama de Gantt con las tareas e identifica las dependencias (cuál depende de cuál para realizarse de manera secuencia sin que genere bloqueantes o pise la de otro compañero). Puedes usar Gantt Project.

5. Desde la línea 1 empieza a versionar con Git el proyecto y documenta el readme.md (y todo cuanto más puedas) con los avances que vas subiendo.

6. ¡Vamos por el cronograma!

Y así lo vas a ir armando tarea por tarea, día por día, persona por persona y aun cuando ya lo tengas en Trello, en Gantt y en diagrama de flujo, tener esta vista te dará una meta diaria de trabajo que debes alcanzar para lograr tener el entregable del sprint a tiempo.

Puedes planear todos los sprints hasta la fecha de entrega o puedes planear cada sprint conforme al ritmo de tu equipo de trabajo y la calidad de cada entregable.

Sólo recuerda que si no tienes cuidado con esta opción quizás el tiempo se te venga encima y no logres tener todo lo que querías a la fecha que desees o los días previos tengas que hacer mayores esfuerzos acumulados para lograrlo.