El camino del proyecto al producto

El camino del proyecto al producto

En algunas ocasiones he encontrado la confusión entre el desarrollo del proyecto y el producto que a veces es llamado "producto final". Lo cierto (o por lo menos considero) que el producto es sólo el producto, pues nunca es totalmente perfecto y por eso hablamos de mejora continua, algo de lo cual hablaré al final de este post.

Podemos asimilar que el proyecto es el punto de inicio y el producto es el punto de llegada, pero el camino entre ellos está compuesto por fases que van dándole forma a lo que queremos lograr.

Existen diferentes metodologías que se pueden adaptar a los equipos en las diferentes fases del proyecto y todo dependerá de la anatomía del mismo y los recursos con los cuales se cuenten.

El proyecto es donde se inicia el camino para llegar a un objetivo. Se va extendiendo hasta convertirse en ese camino y se compone por fases que van recopilando todas las ideas sueltas que se tienen al principio y va creando eslabones para solidificarlas en un producto.

Éstas son algunas de las fases básicas del proyecto que al menos deberías considerar para tener claro durante todo el proceso lo que estás haciendo.

  • Visión (Qué): Empieza por el principio, aquí debes concentrarte en el "qué" y te repetirás muchas veces la pregunta "¿Qué voy a hacer?". En este punto no te preocupes por nada más, aquí te vas a ENFOCAR (ten presente este término siempre) en lo que vas a hacer y cuando lo tengas muy muy claro, pasa a la siguiente fase. Puedes apoyarte en materiales físicos para plasmar todas las ideas que tengas en una sola. Escribe, dibuja, habla con alguien (o algo). Lo último que te puedo decir es que tengas claro el objetivo y el propósito de lo que quieres hacer.
  • Análisis (Quién): Acá ya sabes lo que vas a hacer, ahora debes ENFOCARTE en identificar quién será el consumidor de tu producto. Cuanta más información logres recolectar serás más exacto para la siguiente fase y al final entregar lo que ese consumidor necesita y valorará más. Lo ideal sería hacer una perfilación de cuales son los intereses de las personas que usarán tu producto, si encuentras que tienes más de un perfil de usuario debes encontrar las características que tengan en común y tenerlos en cuenta como puntos claves para la experiencia que le quieres brindar (UX).
  • Diseño (Cómo): Ya sabes lo que quieres, ya sabes a quién se lo vas a ofrecer, aquí sí te vas a preguntar sobre el “cómo”, cómo se lo vas a mostrar, cómo vas a brindar una experiencia positiva y qué herramientas vas a utilizar para ello, qué es lo más fácil para ese usuario y cómo llamarás su interés de manera visual y a nivel de usabilidad. En resumen: Facilita su vida.
  • Planeación (Cuándo): Es justo en este momento donde debes dividir el qué y el "cómo" en tareas. Para esto te puedes apoyar en las metodologías ágiles para estimar y ejecutar.

Aún no escribas una línea de código sin primero planear la forma cómo vas a desarrollar ese proyecto. Te recomiendo seguir estos pasos:

- Define los roles del equipo.

- Apóyate en el diseño de la fase anterior para empezar a dividir cada parte visual en un módulo o sección.

- Cada sección es lo que llamaríamos en SCRUM una épica que traduce una tarea grande.

- Toma cada épica y conviértela en tareas más pequeñas y puntuales.

- Prioriza esas tareas de modo que aquellas que generen mayor impacto en menor tiempo serán las que irán encabezando la lista.

- Debes ser estratégico para saber cómo vas a impactar (y medir el impacto, intenta medir todo cuanto más puedas) con tareas claramente delimitadas en alcance.

- Materializa esas tareas y prioridades en un tablero o Canvas.

- Establece tiempos límites (sprints) para cada tarea y ponles una meta.

- Mide.

PUNTO DE INTERRUMPCIÓN

Aquí tienes varias opciones de cómo vas a lanzar tu producto:

  1. Planeas - Desarrollas entregables por sprint - Implementas - Repites.

2. Planeas - Desarrollas el total del producto - Implementas - Fin.

3. Planeas un MVP - Desarrollas un MVP - Implementas - Creces - Corriges.

Una vez decidido, continúa a la siguiente fase.

  • Desarrollo (Mientras tanto): Esta fase va de la mano con la anterior porque empiezas a ejecutar todo aquello que planeaste y empiezas a medir los avances según el periodo que estableciste para los sprints (en caso de haber escogido esta opción) y lo más importante es medir el impacto generado vs el tiempo invertido en cada tarea, esto permitirá ir mejorando progresivamente la calidad de cada desarrollo por entregables.
  • Implementación (Puesta en marcha): Aquí el enfoque está en asegurarte que todo lo desarrollado funciona y los usuarios lo saben usar. De aquí en adelante es escalamiento y ya tienes en tus manos el producto.

Cuando llegas a este punto empiezas a iterar sobre tu producto, aún si lo desarrollaste por entregables e iteraste muchas veces durante el desarrollo, debes tener presente que el producto SIEMPRE es mejorable y debe estar en constante evolución con el mercado y el paso que le sigue.

Un producto puede pasar por etapas de reprocesamiento como:

  • Adición de Features.
  • Solución de Bugs.
  • Corrección crítica con Hotfixes.
  • Mejoras con Releases.

Ahora puedes identificar la diferencia y relación entre el proyecto y el producto. Espero haya sido de gran ayuda y recuerda que todo es adaptable y siempre dependerá de los recursos con los que cuentes para iniciar tu proyecto.